Muchas organizaciones creen que la accesibilidad se limita a alcanzar un determinado nivel de conformidad con las normas WCAG, como el nivel AA. Aunque este es un buen punto de partida, no debería ser tu objetivo final. Puede servir de motivación para pensar de forma más amplia en ofrecer una experiencia web que realmente incluya a todos los usuarios.  

Aunque el cumplimiento de las directrices de accesibilidad y la legislación es una razón válida para perseguir la accesibilidad digital, un auténtico compromiso con la inclusión digital mejora la reputación de tu marca y puede ampliar tu alcance en el mercado. La única manera de conseguirlo es situar las mejores prácticas de diseño y desarrollo inclusivo entre los principales procesos de tu sitio web. 

En este libro electrónico, te contamos cuáles son las mejores prácticas de accesibilidad web y para guiarte en lo que puedes y no debes hacer en tu estrategia de inclusión digital.

Descarga el eBook para aprender: 

  • Por qué la accesibilidad web es un proceso, no una solución rápida 
  • Por qué deberías pensar en la accesibilidad en las primeras fases del diseño y desarrollo digital 
  • Incluir las pruebas manuales es esencial en cualquier estrategia de accesibilidad web 
  • Cuáles son los peligros de las herramientas de superposición 
  • Qué ventajas empresariales tiene de la accesibilidad web más allá de la conformidad 

Descarga el eBook